4 consejos para disfrutar del verano en seguridad

Publicada en

été cybersecurité

El verano es la época perfecta para pasar tiempo en familia, con los amigos o para viajar. Si has elegido quedarte en tu zona o bien, recorrerás el mundo, es probable que tu ordenador portátil vaya contigo (el típico nunca se sabe …), al igual que, por supuesto, tu smartphone. Incluso es posible que quieras  consultar tu correo electrónico a través del Wi-Fi público en tu hotel o que tus hijos quieras jugar con tu teléfono.

Sin embargo, si no has tomado ya las medidas de seguridad necesarias, podrías tener una desagradable sorpresa. Porque es un hecho: si no se has tomado el tiempo de asegurar sus dispositivos conectados, es posible que seas atacado ya que, como hemos dicho en numerosas ocasiones, los ciberdelincuentes no cogen vacaciones.

Tal y como hemos visto hace poco con Petya o WannaCry, existen numerosas vulnerabilidades que las empresas o los individuos no siempre parchean. Así, la botnet Mirai se sirvió de cerca de 100.000 dispositivos conectados inseguros, como cámaras de seguridad, para atacar al proveedor de servicios Dyn, lo que resultó en un gran apagón que dejó fuera de servicio a numerosos sitios web.

Estos son sólo algunos de los ataques que, desde hace meses, nos recuerdan que debemos hacer un trabajo paralelo para proteger nuestros dispositivos tanto de ataques cibernéticos como de virus. Y es que, actualmente, son muchos los usuarios que sólo imponen medidas de protección cuando ya se ha producido un ataque.

Sin embargo, tal y como afirma Christophe Auberger, Director técnico de Fortinet para Francia, “al igual que los cirujanos se lavan las manos antes de operar, hay que tomar medidas antes de que se expanda los virus y no únicamente después”. El lavado de manos se ha convertido en un hábito y así se consiguen frenar epidemias y contagios innecesarios. Lo mismo debería hacer en metería de ciberseguridad.

Claramente, WannaCry y Mirai se han extendido ayudados por una higiene defectuosa en los dispositivos por parte de los usuarios.

En este sentido, hay que hacer énfasis en la necesidad de proteger no sólo los ordenadores sino todo dispositivo que esté o pueda conectarse a Internet. Y es que, aunque el malware ataca principalmente a los ordenadores de sobremesa y portátiles, los cibercriminales tienen, cada vez más, a terminales móviles y el IoT como diana de sus ataques.

Toma las riendas de tu seguridad

Los dispositivos conectados no están obligados por ley a ser protegidos by design contra los delincuentes. Por lo tanto, es responsabilidad de los consumidores, como ciudadanos responsables, de asegurar el equipo.

Aquí os dejamos cuatro buenas prácticas de seguridad para mantener el asimiento de su equipo y asegurar los datos que alojan.

1. Evitar las redes Wi-Fi trampa

Como hemos repetido ya en númerosas ocasiones, las hotspots Wi-Fi públicas son fuentes de riesgo. Sus conexiones en línea son propensas a ser atrapadas de diferentes formas. Así, el ataque man-in-the-middle en particular, es uno de los más útilizados. Imagine un individuo malintencionado presente en un lugar público que cabía el nombre de su Red móvil por “Free Wi-Fi”. Cuando te conectas a su red, lo que estás haciendo en realidad es permitir que esta persona acceda a toda la información almacenada en tu terminal ya que, mediante esta técnica tan sencilla él es capaz de desviar todo el tráfico.

En esta época de viajes y escapadas aprovecharse de redes abiertas es una práctica habitual, sin embargo, si no puedes evitar hacerlo, has de tener en cuenta al menos ciertas reglas básicas para evitar que los datos sensibles caigan en malas manos.

No realice compras ni consulte sus cuentas bancarias o sensibles si no está utilizando un servicio VPN de confianza. Una de las reglas de oro es evitar consultar todo lo que pueda incluir datos sensibles cuando accedes a una conexión Wi-Fi desconocida, como en una cafetería o la red Wi-Fi gratuita de un hotel.

Otra buena práctica es asegurarse de que la conexión es segura o está cifrada cuando se conecta en línea desde un lugar público, o realizar una transacción comercial o bancaria. Compruebe en la barra de direcciones del navegador la dirección comienza con https: // en lugar de http: //, para confirmar que el cifrado SSL protege sus transacciones. La activación de SSL es esencial, pero este protocolo asegura el flujo de comunicación y no de sus datos, por lo que los datos siguen siendo vulnerables cuando se está conectado a un punto de acceso malicioso. Por lo tanto, si se conecta a una red Wi-Fi, asegúrese de su legitimidad y evite acceder a sus datos más preciados.

Un consejo añadido: desactiva las conexiones Wi-Fi automáticas en tu dispositivo. De lo contrario, se 
conectará sin que te des cuenta y poner en peligros los datos alacenados en el dispositivo en cuestión. 

2. Refuerza tus contraseñas

Una de las principales razones por las que es a menudo fácil piratear cuentas personales es que los usuarios utilizan la misma contraseña para diferentes cuentas: esta práctica es obviamente peligrosa. Sí, está claro que no es necesariamente fácil de recordar 50 contraseñas diferentes, si no más. Sin embargo, diferenciar sus contraseñas es una garantía de seguridad. Además, existen servicios en línea de gestión de contraseñas como LastPass, que puede ayudar. Estos servicios también pueden crear contraseñas seguras, al azar para cada aplicación a la que tiene acceso, y luego almacenarlos en un formato codificado para que no tengas que recordar todo.

3. Utiliza una autenticación de dos factores

Las aplicaciones son cada vez más propensas a ofrecer dos o más pasos para autenticar a sus usuarios. Y es que, aunque en ocasiones puede resultar tedioso: este método combate el secuestro de identidad o ataques como el ransomware.

Así, cuando se realiza una compra en online, se accede a una cuenta en Twitter o en Facebook, a veces merece la pena tomarse unos segundos más para configurar esta método de doble autentificación y así recibir un seguridad en el teléfono que permita verificar nuestra identidad. Estos pocos segundos de espera te ayudarán a mejorar la seguridad de tus datos de manera sencilla y rápida.

4. Identificar el malware

Instalar un antivirus y anti-malware no asegura que estemos al 100 por ciento protegidos, de hecho, en ciberseguridad, no existe ninguna herramienta que nos proteja al 100%. Sin embargo, estas herramientas te permitirán tener tu equipo actualizado y ejecutar análisis antimalware con regularidad. Eso sí, para protegerse es necesario elegir la herramienta adecuada.

De hecho, hay muchos productos que pretenden ser herramientas de seguridad, pero que son, de hecho, malware. Muchos editores ofrecen versiones en línea gratis de sus herramientas o le ofrecen un período de prueba. La mayoría de antimalware tiene un cortafuegos y lo que necesita para que pueda esa adquirir protección adicional.

Planificar el futuro y tener cuidado!

No te dejen atrapar durante el verano. Tú eres el único responsable de tu seguridad. Tomar medidas antes de salir de vacaciones y prestar atención a lo largo de ellas te permitirá mantener tus datos en seguridad. Tomando algunas medidas de sentido común y de higiene informática, podrás mantener tus dispositivos lejos de desastre digital.

La entrada 4 consejos para disfrutar del verano en seguridad aparece primero en Globb Security.

Source: Noticias Tecnológicas
4 consejos para disfrutar del verano en seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *